Una empresa de Manos Entrerrianas fabrica 11.000 barbijos para personal sanitario y escolar

El gobernador Gustavo Bordet recorrió este miércoles la cooperativa de trabajo textil de Aldea Eigenfeld que confecciona barbijos para ayudar a cubrir la demanda en entidades públicas, en este período de pandemia.

Acompañado por la vicegobernadora Laura Stratta y la ministra de Desarrollo Social, Marisa Paira, el mandatario fue recibido por la presidenta de la cooperativa de trabajo Confecciones Eigenfeld Ltda., Isabel Ortiz y demás miembros de la cooperativa que están en proceso de fabricación de 11.000 barbijos destinados al personal de comedores escolares, de cuidado de adultos mayores, de la red de hogares de mujeres, el Hogar Fidanza, el Hogar Negrito Manuel, y las residencias del Copnaf, entre otros.

Bordet dijo que la cooperativa «es una de las tantas que trabajan en los programas que tenemos dentro del Ministerio de Desarrollo Social, lo cual es importante para poder determinar de dónde llegan los insumos para trabajar en la pandemia. Y llegan justamente de manos entrerrianas, de mujeres fundamentalmente y algunos hombres también, que trabajan productos textiles que es su fuente de ingreso, su trabajo cotidiano para poder abastecer en esta pandemia a costos que hoy en el mercado no solo no se consiguen, sino que el producto también está escaseando».

En este sentido, dijo que «esto representa una gran oportunidad para la provincia y se sustenta en programas que se han venido desarrollando desde que comenzamos la gestión en 2015, trabajando fuertemente primero con Laura y ahora con Marisa para poder fortalecer las cooperativas que son grupos familiares o de lugares pequeños, como aquí en Aldea Eigenfeld, que está muy cerca de Paraná, pero que tiene su idiosincrasia y que posibilita justamente un sustento familiar y social”.

Además, destacó que el trabajo realizan “redunda en un gran beneficio, en este caso, en la atención de una situación de emergencia que tenemos hoy y son quienes nos abastecen de los barbijos que no están en ningún lado, de elementos de seguridad para ropa de trabajo de profesionales que son difíciles de conseguir, aquí se pueden lograr y a un buen precio”.

Por último, el gobernador afirmó que “la visita hoy aquí tiene que ver, más que nada, con el agradecimiento por el compromiso de redoblar el esfuerzo y el trabajo en tiempos de crisis».

Por su parte, la vicegobernadora Laura Stratta sostuvo que los talleres y cooperativas textiles «son motor de desarrollo local, generan un círculo virtuoso. Justamente en este caso están haciendo barbijos en el marco de la pandemia y emergencia pero también estamos generando trabajo digno. Esto es una muestra de que estamos atendiendo todos los frentes, no sólo lo sanitario sino también la dimensión social y económica».

Y destacó que hoy esta cooperativa trabaja en servicio de la pandemia pero además lo hacen para el programa Cobijar, fabricando frazadas, «para llegar a los sectores más vulnerables de la población que necesitan del brazo del Estado hoy más que nunca para atravesar estos momentos difíciles».

Respaldo

“En el proceso que estamos atravesando, cada una de las medidas y decisiones políticas que vamos tomando, bajo las líneas que nos marca nuestro gobernador Gustavo Bordet, buscan darle continuidad, apoyo y acompañamiento a los diferentes sectores con quienes trabajamos  de manera conjunta desde la provincia”, destacó la ministra de Desarrollo Social, Marisa Paira.

En ese sentido, la titular de la cartera social informó: “En el marco de la emergencia sanitaria y de cara a la época invernal desde la Subsecretaría de Fortalecimiento de las Organizaciones Sociales del Ministerio de Desarrollo Social estamos trabajando con nueve cooperativas de la provincia y un grupo textil”.

“Estos espacios abarcan un abanico de unos 150 socios y socias que están produciendo 35.000 barbijos, 2.000 kits sanitarios y 9.250 frazadas, lo que representa una inversión de 10.650.000 pesos para el gobierno provincial”, precisó Paira, quien agradeció el rol de las personas que están abocadas al proceso de producción en las cooperativas.

La producción es destinada a cubrir la demanda del Ministerio de Salud, el personal de comedores escolares, los espacios de cuidado de adultos mayores que trabajan con la cartera Social, como así también la red de hogares de mujeres, el Hogar Fidanza, el Hogar Negrito Manuel, y las residencias del Consejo Provincial del Niño, el Adolescente y la Familia (Copnaf), entre otros.

“Aún en los contextos de emergencia, el desafío siempre es sostener la estrategia de la red colectiva y asociativa, y de un perfil productivo para nuestras cooperativas entrerrianas”, concluyó Paira.

Por su parte,  la presidenta de la Cooperativa de Trabajo Confecciones Eigenfeld Limitada, Isabel Ortiz, dijo que «le mostramos al gobernador, como se confecciona y lo que hacíamos porque nos habían solicitado que seamos una de las cooperativas que suministremos los barbijos que se están otorgando a las entidades públicas».

Ortiz precisó que «en las cinco semanas debemos entregar 11.000 barbijos, los que van llevando por tanda a medida que están».

Agregó además, «que el Ministerio nos había dado una ayuda para poder hacer un stock de telas para poder adelantar la confección de las frazadas, las que en mayo debemos hacer al gobierno la primer entrega, las que son entregadas a través del Programa Cobijar».

Empredimiento

La Cooperativa Confecciones Eigenfeld, de Aldea Eigenfeld, se conformó en 2013 y está integrada por familias de la zona rural que no quieren dejar su lugar y anhelan legarle un proyecto productivo para que continúen sus hijos e hijas.

Desde su formación la cooperativa articula con el gobierno de la provincia produciendo frazadas, ropa deportiva, ajuares, gorros, bufandas, sábanas, y barbijos, entre otros. Este año se dedican específicamente a la confección de barbijos, sábanas y frazadas.

Confecciones Eigenfeld participa en la marca Manos Entrerrianas, como así también en las rondas de negocios que organiza el Ministerio de Desarrollo Social con su marca propia Alfarero, especializándose en ropa de trabajo.

Además, y con el acompañamiento del Programa Poder Popular, están terminando su taller.