Amet endurece postura, se declara en alerta y se suma al apagón virtual

La Regional XI de la  Asociación del Magisterio de Enseñanza Técnica (Amet)  rechazó ayer de manera contundente el proyecto de “emergencia social” que el Poder Ejecutivo envió a la Legislatura para su tratamiento, que incluye un aumento del aporte personal a la Caja de Jubilaciones y ordena recortes en los beneficios jubilatorios más altos, y anunció un “apagón virtual” los días 1, 2 y 3 de julio, se informó a AIM. El gremio también se declaró en estado de alerta.

Amet se declaró el estado de alerta.

En un duro comunicado enviado a esta Agencia, el sindicato que nuclea a los docentes técnicos en Entre Ríos rechazó absolutamente la iniciativa del Ejecutivo Provincial “de imponer de manera inconsulta un proyecto de ley de emergencia que nuevamente encuentra en el salario de activos y pasivos la variable de ajuste para intentar soluciones efímeras”.

Además, el gremio que lidera Andres Besel a nivel provincial denunció que el Gobierno, “se aprovechó de una situación límite provocada por la pandemia de Covid 19, ante la imposibilidad de las organizaciones gremiales tanto de participar -Amet nunca fue convocada ni informada- en el proyecto de ley como la de demostrar su malestar y descontento ante un nuevo avance sobre el salario de los trabajadores”.

Para Amet, “esta posición del gobierno provincial de avanzar sobre los porcentajes de aportes al sistema jubilatorio de los trabajador choca de plano con el trabajo que se venía desarrollando entre los sindicatos a través de la multisectorial y los funcionarios de la Caja de Jubilaciones,  donde se había logrado un primer avance de comenzar a trabajar sector por sector, y de qué manera se podrían corregir aquellos factores que atentan contra la sustentabilidad del sistema. Con esta decisión se desconoce y avasalla lo que desde hace unos años se intentaba abordar en estos espacios de trabajo entre el gobierno y los sindicatos”.

El sindicato se suma al apagón virtual.do de alerta, 

Resoluciones

Ante esta situación, Amet resolvió “rechazar de manera absoluta el proyecto de ley de emergencia por considerarlo inconsulto, que atenta contra el salario de activos y jubilados, nuevamente requeridos para realizar un esfuerzo que no sólo no dará solución a los problemas financieros de la provincia, sino por el contrario profundizará la desigualdad y la injusticia social con respecto a otros sectores la sociedad”.

También definió realizar “un apagón virtual de actividades los días 1, 2 y 3 de julio,  en el marco frente gremial” y convocar acciones departamentales junto con los demás sindicatos y asociaciones de jubilados, “para socializar el rechazo a este proyecto de ley de emergencia”.

También reclamó “la realización de reuniones con legisladores provinciales a fin de expresarles la postura de rechazo y los fundamentos que lo generan”.

Estado de alerta

La Amet se declaró en estado de alerta y solicitó a los legisladores “no avalar con su voto una ley que nuevamente encuentra en el salario del trabajador la variable de ajuste”.

De la Redacción de AIM.