Saltar menúes de navegación e información institucional Teclas de acceso rápido

El clima hoy en:

-

- -

El dólar hoy: (BCRA)

$126,0 / $132,0

Caleidoscopio
Caleidoscopio

Del dinero Fiat no se fíen

El padre del fundador de Villa Gesell, Silvio Gesell, creó la teoría económica del orden natural, que proponía una moneda para usar, no para especular, que perdiera valor si no se usaba. Cuando el efímero gobierno de consejos obreros, campesinos y soldados federados de Baviera fue derrocado en 1919, Gesell apenas pudo salvar su vida en el juicio a que fue sometido por haber impulsado sus ideas económicas desde ese gobierno.

Henry Ford dijo en 1932, antes de que su fundación quedara desvirtuada en manos de los Rockefeller, que si la gente entendiera cómo funciona el sistema financiero "habría una revolución antes que mañana" apuntando a mecanismos que el común de la gente no conoce. O como escribió mucho después el economista John Kenneth Gailbraith: "el proceso de creación de dinero por los bancos es tan simple que repugna a la mente".


Una estafa piramidal
En realidad, sobre la base de la moneda se ha creado una enorme estafa en que el que trabaja debe pagar al Estado para trabajar, mientras los especuladores acumulan sin límite ni costo, y hemos llegado a una situación en que una pequeña minoría tiene todo el dinero y sobre todo la capacidad de crearlo, mientras la gran mayoría sobrevive tratando con pena de conseguir un poco.


Los hombres y las cosas
Como observó Marx la desvalorización del mundo humano crece en razón directa de la valorización del mundo de las cosas. El reproche a los burgueses de su tiempo, que atribuían la pobreza a la holgazanería, era que en su sistema los que adquieren no trabajan y los que trabajan no adquieren, porque el trabajo más que propiedad para el trabajador genera capital para el capitalista. Mucho antes Tomás de Aquino había sostenido en la misma dirección que es mejor conocer las cosas inferiores que amarlas. "Conociéndolas las elevamos en cierto modo hasta nuestra inteligencia, mientras que amándolas nos agachamos hacia ellas y podemos quedarles subordinados como el avaro al oro". Una figuración tradicional del avaro es un viejo consumido que acaricia en el insomnio su tesoro oculto.


Mi oro por tus letras
El punto en cuestión es que desde que los orfebres medievales dieron letras de cambio por el oro que para evitar robos les confiaban los comerciantes de viaje, se les encendió la lamparita y vieron que por cada gramo podían dar una letra, pero también dos tres, 10, porque era muy improbable que vinieran todos juntos a reclamar el metal. Entonces comenzó la creación de dinero de la nada.

Hay una desigualdad de base entre los que pueden crear moneda y los que no pueden hacerlo, de modo que si cada ciudadano cae en la cuenta de la capacidad que podría tener pero le está prohibida, encontraría sentido la revolución a que aludía Ford.

El dinero "fiat", de curso forzoso, no tiene valor intrínseco ni de uso, sino solo el que le otorga el Estado mediante normas que obligan a aceptarlo. El billete no vale más que el papel de que está hecho.


Hoy estamos, mañana no
El dinero se crea mediante préstamos bancarios. Al acordar un préstamo, los bancos se limitan a anotar un número en una pantalla, crean dinero de la nada y no del dinero que otros han depositado, como solemos creer. Al devolver el préstamo el dinero que surgió de la nada vuelve a la nada, se destruye. Sin embargo, el interés no se destruye, pasa a manos del banquero, que siempre gana. De ahí surge la idea de un dinero que no rinda intereses sino al revés, que se desvalorice si no se usa.

Como consecuencia de la aplicación irrestricta y mundial de una estafa legalizada, los ricos son cada vez más ricos y los pobres cada vez más pobres. Por eso los que de un modo u otro medran con la estafa no permiten pensar en algo mejor: hacen ver como natural que vivimos en un mundo en progreso, que mejora cada día gracias a pequeñas reivindicaciones ofrecidas como anzuelo; pero sin cambiar sus bases fraudulentas, que siguen ocultas.


Dinero sin Estado
La moneda libre, G1 o juna, ofrece un principio de salida a una situación destructiva, en que casi todos sufren la dictadura persuasiva y silenciosa de muy pocos. La juna aparece en la "Teoría relativa de la moneda", del ingeniero Esteban Laborde, de Tolosa, Francia.

Del dicho al hecho: tras la teoría vino la práctica y empezaron a surgir las primeras monedas libres. Se trata de un sistema monetario descentralizado, sin Estados ni bancos controladores, frente al cual todos seamos iguales, productores y consumidores a la vez que intercambian sin especular.

La juna implica que todos podemos crear moneda, es un medio de intercambiar bienes, una herramienta para usar y no un fin por sí misma. En la base está el productor y su producto, no el dinero que exige y obtiene devoción.

El uso de la juna empieza por crear una cuenta gratis, con un QR escaneable y un código, y luego ofrecer los productos. Es un sistema de autogestión donde cada uno es su propio banco.

La juna no tiene paridad, no se compra con ninguna divisa, no depende de nombre ni número de documento ni de valuaciones ni devaluaciones.

Solo se aplica al intercambio, al trueque, no al atesoramiento ni a la generación de riqueza por vía especulativa, porque no hay acumulación de junas.

El dinero no es creado por los bancos centrales, ni por los especuladores sino por cada usuario. Se distingue de otras criptomonedas por su red de confianza.


La seguridad ante todo
Para convertirse en un miembro cocreador de moneda, cada miembro debe estar certificado por al menos otros cinco miembros.

La finalidad de la red de confianza es identificar a los usuarios de manera descentralizada, apartando cualquier tipo de institución estatal, y limitando la falsificación

Hay medios de proteger a la red del fraude, incluida la creación falsa de identidades múltiples que provocaría la creación descontrolada de moneda. Los parámetros fueron estudiados, probados y optimizados durante muchos años para mantener un nivel de seguridad y de descentralización antes de lanzar la cadena de bloques G1 actual.

Los problemas que genera la moneda en el capitalismo son aplastantes, como ahora es la inflación en la Argentina. Hay burbujas que estallan a medida, crisis recurrentes, centralización de las decisiones monetarias, etc.

Desde hace un lustro en Francia y España es posible vender productos y servicios e intercambiarlos por juna. En principio es un modelo económico fuera del mercado, que integra la tecnología moderna con la consideración antigua de la humanidad.

El poder mundial sin freno crea pobreza y desigualdad y pone en riesgo la existencia misma del planeta. En estas condiciones surge la necesidad de alternativas al mercado y las monedas circulantes hoy, y de recurrir a la economía sostenible con centro en las personas, no en los dividendos.
De la Redacción de AIM.

Dinero sin estado sistema financiero Silvio Gesell dinero gobierno

Dejá tu comentario sobre esta nota

Artículos Relacionados

Teclas de acceso