Saltar menúes de navegación e información institucional Teclas de acceso rápido

El clima hoy en:

-

- -

El dólar hoy: (BCRA)

$77,50 / $83,50

Caleidoscopio
Caleidoscopio
Ofiuco: ¿Otro signo del zodíaco?
Ofiuco: ¿Otro signo del zodíaco?

El ofiuco que faltaba

El ofiuco, o "encantador de serpientes" es propuesto de tanto en tanto como decimotercer signo del zodíaco, en tiempos en que la astrología está desacreditada por la mentalidad que surgió con la Ilustración, pero ante cada propuesta es rechazado por los astrólogos porque rompería los moldes tradicionales, basados en el valor simbólico del número 12.

La modernidad no produjo solo el huracán crítico que barrió con la astrología cuando sus claves tradicionales ya estaban perdidas, sino que trajo también multitud de supersticiones por debajo del nivel de la crítica ilustrada. Son la multitud de lectores interesados en las predicciones de astrólogos que tienen su lugar en la pantalla y en los diarios, y que derivan todos de Chris Carter, que alrededor de 1935 inventó el horóscopo moderno para multitudes puerilmente crédulas en que su futuro está escrito en las estrellas. Para la astrología tradicional, que ya no respira, el horóscopo masivo es una herejía: la astrología se basa en la carta natal, única para cada persona. La intención original no era predecir el futuro, sino establecer con precisión la fecha de las fiestas religiosas.

La astrología, como la alquimia y la magia, por ejemplo, han caído bajo la piqueta de la mentalidad moderna, que también reemplazó como objeto de veneración a los dioses antiguos y puso en su lugar a creyentes capaces de adorar a la diosa razón, que luego no fueron necesarios o perdieron la cabeza.

La astrología quedó invalidada desde la ciencia, que sus creyentes modernos conocen poco pero aprecian mucho porque les permite sentirse pequeños ilustrados. En ellos la la palabra "ciencia" apaña más prejuicios que conocimientos y con ellos estamos de vuelta en la ignorancia, pero ahora usando el lenguaje de la academia.

Se completó la docena
Los 12 signos del zodíaco son una de las tantas apariciones del número 12 como cantidad simbólica. "La docena" es todavía una forma práctica de comprar y vender, desde huevos a mandarinas. Doce son las horas del día y los sectores del cielo en que los antiguos sumerios distribuyeron sus 12 signos zodiacales.

Doce fueron los apóstoles de Jesús según los Evangelios; 12 las tribus de Israel y los titanes del Olimpo, los caballeros de la Mesa Redonda y los pares de Carlomagno; los asnos celestes de la mitología germana, las tareas de Heracles; los compañeros de Sigfrido, 12 las tablas de la epopeya de Gilgamesh; 12 los hijos de Jacob y el número que completa el de jugadores de un equipo de fútbol con su hinchada.

Doce veces doce, 144, es la perfección multiplicada por ella misma, la perfección al cuadrado, el paraíso geométrico, y 144.000 son los elegidos para entrar en el paraíso bíblico, el Pardés.

En el Tarot la carta 12 corresponde es "El colgado". Significa que para transformarnos es preciso el sacrificio. Piscis, el último signo, el que cierra el ciclo, a cuyos últimos momentos asistimos ahora, representa para los astrólogos el fin de un mundo, o el fin de un invierno cósmico al que seguiría una nueva primavera.

La historia del 12 como número que expresa cualidades, no cantidades, tiene unos 6000 años de antigüedad. En Babilonia los sabios reconocían las constelaciones con nombres diferentes de los que les asignamos nosotros.

Sin embargo, parece que el primer zodíaco reconocido por los historiadores es de alrededor de 2700 años antes del presente, y tenía 18 signos. Luego se redujo a 12, para concordar con la importancia simbólica acordada a ese número, aunque de tanto en tanto se pretende introducir a Ofiuco y también a Cetus.

Varios siglos antes de nuestra era, en el tiempo eje del pensamiento que menciona Karl Jaspers, ya era conocida la división en 12 constelaciones en esa franja del cielo por donde se mueven los astros errantes, los planetas: Aries, Taurus, Gemini, Cáncer, Leo, Virgo, Libra, Scorpio, Sagitario, Capricornio, Acuario y Piscis.

Pero el Ofiuco pugna por hacerse un lugar entre los signos, como María Magdalena entre los discípulos de Jesús, sin importar que lo que resulte sea justamente el número de la "yeta".

Ophiuchus significa “el encantador de serpientes” y aparece en el cielo desde abril hasta octubre, entre Scorpio y Sagitario.
De la Redacción de AIM.

zodíaco signo

Dejá tu comentario sobre esta nota

Artículos Relacionados

Teclas de acceso