Cómo resolver la deficiencia de magnesio

Nuestro cuerpo necesita magnesio para funcionar correctamente. Es un cofactor en más de 300 sistemas de enzimas que regulan una variedad de reacciones bioquímicas en nuestro cuerpo, por lo que puede decirse que el magnesio es un mineral vital para nuestra salud.

Sin magnesio, nuestros cuerpos dejarían de funcionar. Este mineral está involucrado en los procesos de rigidez muscular. Sin él, no podríamos controlar nuestros músculos, incluido el músculo vital que es nuestro corazón.

El papel del magnesio en el cuerpo incluye:

La síntesis de proteínas

Producción de energía (especialmente en fosforilación oxidativa y glicólisis)

Desarrollo estructural de los huesos

Síntesis (también conocida como producción) de ADN, ARN y el antioxidante Glutatión

Control de glucosa en sangre

Regulación de la presión arterial

Transporte activo de iones de calcio y potasio a través de las membranas celulares: esto es crítico para las contracciones musculares, los ritmos cardíacos regulares y la conducción de los impulsos nerviosos

Según el National Institutes of Health (NIH), los hombres mayores de 70 años y las adolescentes son más propensos a la deficiencia de magnesio.

Si no perteneces a ninguna de estas categorías, verifica tu nivel de magnesio, si tienes los siguientes síntomas:

Fatiga y falta de energía

Calambres musculares: la falta de magnesio causa una contracción constante de los músculos.

Dolores de cabeza y migrañas.

Insomnio: los niveles bajos de magnesio a menudo se manifiestan por trastornos del sueño y el estrés.

Ritmo cardíaco irregular

Sensibilidad al ruido

Convulsiones

Osteoporosis y fracturas

Estreñimiento

Hipertensión: la deficiencia de magnesio puede causar una presión extremadamente alta.

Diabetes tipo 2: la descomposición de los azúcares es otra función importante del magnesio. Quienes tienen una mayor ingesta de magnesio tienden a tener un riesgo mucho menor de diabetes.

¿Donde encontrar magnesio?

Existen muchos alimentos ricos en magnesio. Puedes encontrar magnesio en almendras, semillas de sésamo, semillas de girasol, semillas de calabaza, linaza, plátanos, anacardos, queso de soja, leche (desnatada), avena, brócoli, maíz dulce, guisantes.

Fuente: Tecom TV