Concepción del Uruguay: Aguardan a que el Ejecutivo notifique la inviabilidad del proyecto inmobiliario sobre humedales

Un acuerdo entre privados busca levantar un proyecto inmobiliario sobre humedales de Concepción del Uruguay que están catalogados como reserva natural. Activistas y funcionarios esperan que el Ejecutivo informe la inviabilidad del proyecto. “Es fundamental lograr un freno en el avance de este proyecto”, dijo a AIM la concejala de UNA Entre Ríos, Paola Delese.

Fue en enero pasado, cuando la edil Delese presentó un pedido de informe, que la ciudadanía de Concepción del Uruguay comenzó a tener información más precisa sobre el acuerdo firmado para levantar un emprendimiento inmobiliario sobre los humedales de la ciudad.

“El pedido de informe era amplio; se solicitó información técnica y de impacto ambiental. Como respuesta se dio a conocer un legajo, pero este no era más que un pedido de aprobación para el loteo, por lo que no tenía ningún estudio de prefactibilidad realizado. El expediente llegó además con una constancia donde se aclaró que los humedales están calificados como reserva natural (RN)”, explicó la edil.

Se elevó entonces una nota para que los encargados de planeamiento del Ejecutivo local den respuestas concretas, lo que derivó en un encuentro con estos funcionarios. Allí, “se les explicó que, al ser RN, los terrenos de humedales eran inviables para albergar la iniciativa. Sobre este punto los funcionarios estuvieron de acuerdo, y se comprometieron a elevar una nota para que los inversores se enteraran de la imposibilidad de seguir con el proyecto”.

“Pero esta notificación aún no se elevó, y hoy se está esperando que se realice con urgencia”, explicó Delese.

Para tal fin, su bloque y el de Cambiemos trabajan “junto a distintas agrupaciones ambientalistas de Concepción del Uruguay, de Gualeguaychú y de Paraná, donde existen problemas similares, y con los integrantes de la cátedra de Salud Ambiental de la Universidad Nacional de Entre Ríos (Uner)”.

Asimismo, aclaró que «otro paso necesario es lograr la expropiación, para que los humedales pasen a ser terrenos públicos, pero por el momento las fuerzas se concentran en intentar frenar el avance del proyecto».

«Debe evitarse el comienzo de la construcción y arruinar con eso los humedales”, sostuvo.

Finalmente, mencionó como probable que los inversores “pidan una excepción al código” para llevar adelante su negocio. No obstante, Delese dijo no ver «viable una aprobación de este tipo».

“Por las dudas, se buscará adherir a la Ley de Humedales, a fin de tener más argumentos al momento de evitar la excepción al código”, agregó.