El Encuentro Nacional de Mujeres congregará a más de 200 mil personas en La Plata

Desde el próximo sábado y hasta el lunes, se desarrollará el 34° Encuentro Nacional de Mujeres en La Plata y la expectativa en relación a dicho evento crece con el correr de los días. Se espera que la congregación reúna a más de 200.000 personas, quienes marcharán por las calles de esa ciudad y debatirán las problemáticas en torno al género.

El Encuentro Nacional de Mujeres congregará a más de 200 mil personas en La Plata

“Estamos con muchas expectativas, acercándose la fecha el encuentro nos invade la ansiedad para la CTA y los distintos espacios sociales y políticos. Esperamos que La Plata se vea convulsionada estos días, ya hay más de 70 mil pedidos de alojamiento, también van a venir muchas mujeres en carpa. Sin dudas que va a ser el encuentro más grande de la historia”, aseguró la secretaria de género de la CTA, Estela Díaz.

En este sentido, la funcionaria se refirió a la cifra de concurrencia que esperan para este año y remarcó la importancia de estas agrupaciones. “El año pasado en Chubut hubo cerca de 60 mil mujeres, por eso creemos que este año superaremos las 200 mil. Esto sigue mostrando la dinámica, la fortaleza, la vitalidad y la presencia que tienen los movimientos feministas y de mujeres de la Argentina. Lo vienen mostrando todos estos años desde la resistencia al neoliberalismo, pero además pudiendo plantear agendas para tratar de hecho”, afirmó.

“Está la discusión sobre cambiar el nombre para ampliar, es algo que planteó la comisión organizadora, un debate muy fuerte con un planteo que tomó fuerza en Chaco y luego en Chubut con mucha presencia de pueblos originarios. El planteo es que el encuentro sea plurinacional, entender que nuestras identidades no nacieron de la migración del siglo pasado tal cual cree el casi extinto presidente que tenemos, así reconocer otras identidades”, expresó.

Por otro lado, Díaz hizo alusión al hecho de que este evento, esta congregación, no tenga la difusión que se merece, a días de ser realizado. “Nos pasó siempre eso, creo que de a poquito algunos medios fueron tomando más estos hechos. Después del 2015 creo que cambiaron de visión y empezaron a tomarnos más en cuenta y dejar de negarnos. Sabemos que la comunicación hegemónica tiene niveles de concentración tan altos que nuestra voz aparece solo en algunos medios”, indicó.