Saltar menúes de navegación e información institucional Teclas de acceso rápido

El clima hoy en:

-

- -

El dólar hoy: (BCRA)

$99,75 / $105,7

Nacionales
Nacionales

Esperan que una creciente del Paraná ayude a su fauna

Bajo el fenómeno de sequía conocido como “La Niña” el río transita una bajante récord que dificulta el desove de la fauna íctica. Pero con los últimos registros de ascenso, los investigadores de la Unne esperan un cambio en la situación de las especies.
El Instituto de Ictiología del Nordeste (Inicne) espera poder realizar este mes otra muestra de las condiciones de la fauna íctica del río Paraná en Corrientes, tras un período de bajante histórica y preocupantes índices de estrés y déficit de alimentos para los peces, lo que derivó en las dificultades para su reproducción. Desde la entidad universitaria confiaron que “es posible que ahora sí haya ocurrido el desove”.
Hace medio mes el río Paraná evidencia en Corrientes una sostenida creciente de su altura. La última marca de la Prefectura Naval Argentina, de ayer al mediodía, lo ubica en los 3.82 metros.
“La última vez que tomamos muestras fue en agosto. Después seguimos trabajando, pero solo con pesca recreativa que es con devolución. Esto nos permitió ver el estado general de los peces, pero no la toma de todas las muestras que siempre sacamos”, explicó a este diario el subdirector del Inicne, Sebastián Sánchez.
El río Paraná continúa bajo el fenómeno de sequía denominado “La Niña”, que de acuerdo a las proyecciones meteorológicas culminaría por estas semanas y recién en abril se neutralizaría, aunque se siguen esperando lluvias por debajo de la media anual.
“Hasta antes del repunte del río no hubo reproducción. Es posible que ahora sí haya ocurrido y que hagamos una campaña de pesca en febrero para ver si efectivamente desovaron. Creemos que así fue”, dijo Sánchez.
A la preocupación de los investigadores se les sumó la Asociación de Pescadores Deportivos del Litoral (Apdl), quienes reclamaron a la Dirección de Recursos Naturales de Corrientes mayores fiscalizaciones del Alto Paraná ante las reiteradas pruebas de violaciones a la veda pesquera, que exige la devolución de las especies.
Advertencias
Todavía se destacan las imágenes que circulan de los grandes ejemplares capturados en el río Paraná, que principalmente son frutos del período de gran reproducción de la creciente de finales de 2009 y primer semestre de 2010, cuando el río Paraná registró un tiempo óptimo de creciente por encima de los cinco metros de altura, asimismo ejemplares de menor talla con edades que rondan los cuatro a seis años.
Para su reproducción, los peces del Paraná necesitan que se manifiesten condiciones ambientales favorables, como aumento del fotoperiodo (más horas luz por día), aumento de la temperatura del agua y aumento del nivel del río, lo que suele suceder durante la temporada estival.
“Con este panorama, de pocas perspectivas de incremento del nivel del río Paraná, estamos yendo a una etapa de máxima vulnerabilidad para la vida de nuestros peces”, advirtió el año pasado el doctor Juan Pablo Roux, director del Inicne.
Por ello se reunieron con las autoridades provinciales para alertarlos de esta situación antes de la llegada masiva de turistas, atraídos por la actividad pesquera en Corrientes.
“Las perspectivas tienen que ser de mayor compromiso de los usuarios del río, la sociedad, los estados y organismos para conocer más fehacientemente cómo manejar el recurso”, finalizó Roux.
Fuente: El Litoral

río Paraná fauna

Artículos Relacionados

Teclas de acceso