Saltar menúes de navegación e información institucional Teclas de acceso rápido

El clima hoy en:

-

- -

El dólar hoy: (BCRA)

$71,50 / $76,50

Política
Política

Agroquímicos: el oficialismo adelantó su rechazo en Diputados al proyecto con media sanción del Senado

Durante la tercera jornada del ciclo “Hacia un nuevo modelo de producción de alimentos”, desde el Frente Para la Victoria (FPV) anunciaron que no acompañarán con su voto el polémico proyecto con media sanción del Senado que reduce las distancias de fumigación, registró AIM. El anuncio se realizó previo a las exposiciones del químico Damián Marino y el médico Damián Verzeñassi. “Muchos de los trabajos que presento ponen fin a un mito que se trabajó mucho tiempo desde lo técnico y lo comunicacional y es que el glifosato toca el suelo y desaparece, que es biodegradable y que no hace nada”, afirmó Marino.[{adj:1711 alignright}]


El movimiento ambientalista entrerriano logró un pequeño triunfo luego de haber logrado instalar el debate sobre el uso y las consecuencias de los agroquímicos y sobre la posibilidad de una transición hacia la producción agroecológica de alimentos.


Si bien la realidad de los hechos se verá con el tratamiento de la iniciativa, el anuncio del presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Urribarri, es un buen augurio para las organizaciones que vienen luchando con gran intensidad desde fines del año pasado y que, si bien no lograron frenar ni modificar la iniciativa en la Cámara Alta, de algún modo obligaron a los diputados a abrir la discusión y escuchar las voces disonantes.


“Estamos en condiciones de adelantar que vamos a votar en contra del proyecto que logró media sanción en la Cámara de Senadores”, dijo Urribarri en la presentación de los expositores del ciclo de Socialización de Saberes, dando lugar a aplausos que no eran para su persona sino una celebración por lo que logró la organización ciudadana.


Cabe recordar que la iniciativa de los senadores Mario Torres y Ángel Giano (ambos del oficialismo) había logrado media sanción sin debate en comisión, sobre tablas, la misma noche que ingresó a la Cámara Alta, hecho que puso en alerta a las organizaciones ambientalistas y mulltiplicó las asambleas a lo largo y ancho de la provincia.


Además, el titular de la cámara planteó la intención de una iniciativa para abordar la problemática de manera integral: “También, porque tenemos que ser parte de la solución, queremos, con un grupo de diputados, en un plazo perentorio, presentar un proyecto de Ley que establezca incentivos impositivos, fiscales, a la producción agroecológica en la provincia de Entre Ríos, en todo su territorio, porque entendemos que en el mediano y largo plazo se puede llegar a hacer compatible la producción agroecológica con el volumen de alimentos que necesita nuestra población”.


Marino: “Es un mito que el glifosato toca el suelo y desaparece”


Antes de meterse de lleno en la exposición, el investigador del Conicet, Damián Marino, llamó la atención sobre la ausencia de varios diputados y tras expresar su “honor” por haber sido invitado, afirmó: “Me gustaría ver todas las bancas ocupadas, para que cuando levanten la mano tengan todos los fundamentos para tener la mejor ley o el mejor proyecto para la provincia de Entre Ríos”.


El doctor en química, que con su grupo de trabajo cuenta con más de 50 publicaciones avaladas por la comunidad científica internacional, dio cuenta de algunos de los estudios realizados que desmuestran, por ejemplo, la presencia de glifosato y atracina en el barro del fondo del río Luján, en el agua de lluvia en ciudades como La Plata o Urdinarrain y en grandes proporciones en el aire de escuelas entrerrianas de la costa del Uruguay.


Marino explicó que el gran ingreso de compuestos al sistema productivo a nuestras tierras “no queda ahí y eso está basado en un concepto que se llama dinámica ambiental, que es tan autónoma y tan fuerte que es como querer tener a un chico encerrado después de tres días de lluvia y al cuarto salió el sol. Ese mismo concepto aplica en la dinámica ambiental. La movilidad de los compuestos que se basa en principios muy sencillos, muy básicos.


Por un lado, explicó, están las propiedades físicoquímicas de las moléculas: “Cada molécula tiene solubilidad, le gusta el agua o no le gusta; presión de vapor, si pasa al aire o no pasa y si se acumula en los organismos. Esas propiedades físicoquímicas son autónomas, no las controlamos nosotros”.


Además, sostuvo que el otro pilar fundamental de este fenómeno “son las cuestiones climáticas: invierno, verano, día, noche, sequías, inundaciones, son cosas que tampoco controlamos nosotros. Lluvias, cliclos de lluvia, ciclos de sequía, ciclos de grandes inundaciones que hacen que estoy queriendo hablar de controlar moléculas que ingresan de a millones de kilos o litros al sistema sobre dos pilares incontrolables”.


“Las moléculas, cuando ingresan al ambiente, lamento informar que se mueven como quieren y como pueden". Esa dinámica ambiental explica -argumentó- cómo los químicos llegan desde el campo al vaso de agua en una casa o, también, la detección de atracina en la Antártida, a miles de kilómetros de cualquier producción agrícola.


En ese marco explicó que muchas de sus investigaciones “ponen fin a un mito que se trabajó mucho tiempo desde lo técnico y lo comunicacional y es que el glifosato toca el suelo y desaparece, que es biodegradable y que no hace nada”.

Agroquímicos Cámara de Diputados

Artículos Relacionados

Teclas de acceso