¿Por qué el Central mantiene la tasa al 85 por ciento?

Con el único objetivo de evitar otro salto del tipo de cambio, el Banco Central tomó la decisión de mantener la tasa de referencia de las Leliq por las nubes, es decir en los actuales niveles de 85,7 por ciento. Pero la gran pregunta que se hacen los inversores en estos días es si realmente tiene sentido pagar semejantes rendimientos cuando al mismo tiempo rige el control de cambios, que básicamente le prohíbe a las empresas utilizar pesos para atesorar dólares.

¿Por qué el Central mantiene la tasa al 85 por ciento?

Con controles cambiarios y restricciones a la dolarización, debería ser más sencillo bajar las tasas de interés y aliviar la situación de las empresas. Pero el Gobierno no quiere descuidarse del único objetivo que tiene ahora, que es evitar otra estampida del dólar

Ayer Mauricio Macri reconoció ante los empresarios convocados por AEA que el objetivo de las medidas adoptados en esta etapa es evitar que se acelere la suba del dólar. Claramente los controles cambiarios apuntaron a esa dirección. Pero las tasas en niveles estratosféricos podrían estar indicado que tampoco fue suficiente con dejar afuera del mercado cambiario a las empresas que demandan divisas con fines de atesoramiento.

Por otra parte también está aumentando la expectativa de inflación luego de la última devaluación. La encuesta que realizó el Banco Central entre analistas a través del Relevamiento de Expectativas de Mercado (REM) arrojó que se espera que la inflación este año salte al 55 por ciento. Esto justificaría tasas en pesos más altas para ganarle al incremento de precios, pero de todas formas lucen como rendimientos exagerados.

Ante las nuevas subas rendimientos en las Leliq, la mayoría de los bancos también aumentó la tasa que paga a los ahorristas. El Nación, por ejemplo, la subió al 62 por ciento y la mayoría ya está pagando niveles cercanos al 60 por ciento. Allí entra a jugar otro factor. Se calcula que el nivel de atesoramiento de individuos supera los 1.000 millones de dólares por mes, teniendo en cuenta la restricción de 10.000 dólares mensuales por persona. Para tratar de reducir ese monto de dolarización o al menos que no aumente, la única opción sería remunerarlos con tasas cada vez más altas.

Se calcula que los exportadores deberían ingresar al mercado alrededor de 10.000 millones de dólares por los dólares que mantenían en cuentas del exterior. El decreto que establece los controles cambiarios le dio cinco días hábiles para hacerlo, aunque por ahora no se nota una llegada masiva de divisas ni mucho menos.

La decisión de los bancos de rescatar Leliq para asegurarse liquidez implicó que la meta monetaria se alejara del objetivo que se había estipulado con el FMI. El propio Sandleris reconoció que la situación será discutida con el organismo internacional, porque no se cumplirá con el objetivo de «crecimiento cero» de la base monetaria para la meta trimestral estipulada para septiembre.