Saltar menúes de navegación e información institucional Teclas de acceso rápido

El clima hoy en:

-

- -

El dólar hoy: (BCRA)

$122,7 / $128,7

Provinciales
Provinciales

Continúa con pronóstico reservado el escenario futuro para el río Paraná 

El río Paraná crece en la parte alta y media alta de Entre Ríos y disminuye su altura en varios puertos en el centro sur y sur de Entre Ríos, aún lejos de sus niveles normales y por debajo del nivel de aguas bajas. La tendencia climática al menos para los próximos dos meses es desfavorable, advirtió el Instituto Nacional del Agua (INA) en un informe al que accedió AIM.

Si bien se observa una mejoría en sus niveles fluviales, el río sigue en aguas bajas, con “una condición general de disminución de caudales entrantes” al tramo argentino y una tendencia climática al 31 de enero del 2022 “aún desfavorable”, se indicó en un relevamiento del estado de situación del INA al que accedió esta Agencia.

Las alturas actuales ya superaron las marcas de 1971 (0,50 metros), las de 2020 y 1970 (0 metros), y hay que remontarse a 1944 para registrar una situación peor que la actual.

Ese año, el río marcó -1,40 (debajo del nivel del mar) metros frente a Paraná, al igual que en Diamante (-1,38), Victoria (-41) y en La Paz (-1,11).

En el noroeste entrerriano, en La Paz, el río bajó notablemente en las últimas horas al alcanzar hoy 1,38 metros de altura, lejos aún de los 3,20 metros de límite de aguas bajas y de los 4,11 que la Prefectura Naval Argentina (PNA) registró como promedio entre 1996 y 2020.

Para principios de diciembre, el INA espera que allí el río Paraná oscile entre 1,10 y 1,60 metros.

En la capital provincial, el río sigue estable en tendencia baja hasta los actuales 75, muy por debajo de su nivel de aguas bajas (2,30 metros) y de su altura promedio en noviembre (3,08 metros).

Aún así, el INA espera que descienda hasta los 64 centímetros a principios de diciembre, con posibilidades de caer hasta los 35.

En el puerto de Diamante, más al sur de la costa entrerriana, el río mantiene un descenso desde mediados de noviembre y hoy permanece en 1 metro de altura, por debajo de los 2,40 metros del límite de aguas bajas, y el INA prevé que descienda a 88 en diciembre y 83 en enero.

En tanto, en Victoria también baja desde principios de mes 1,60 metros, por debajo de aguas bajas (2,60), de sus 3,41 registrados como promedio este mes; y el INA prevé que descienda a 1,69 en diciembre y a 1,53 metros en enero.

En todos los puertos entrerrianos, la tendencia es a la baja.

En declaraciones oficiales, el gobernador, Gustavo Bordet, recordó que es un tema de agenda del que se sigue de cerca. “La mayor preocupación es que nos falte el agua potable, eso no ocurrió y estamos atentos a tener continuidad en el suministro”, aseguró días atrás. En este orden, se recordó oficialmente que la actual bajante extraordinaria afecta considerablemente los ambientes fluviales, la actividad económica, productiva y la vida social de las ciudades a la vera del río Paraná.

bajante

Artículos Relacionados

Teclas de acceso