Senado aprobó el nuevo régimen de subrogancias y reformas al Código Procesal Penal

AIM en sesión.-El Senado convirtió en ley por unanimidad el nuevo régimen de subrogancias en los tribunales inferiores del Poder Judicial nacional, un proyecto que venía en revisión de la Cámara de Diputados. En tanto, dio media sanción y giró a Diputados la iniciativa que busca ensamblar nueve leyes aprobadas por el Congreso al nuevo Código Procesal Penal, sancionado en 2014, cuya implementación está trabada por un decreto que Mauricio Macri firmó a pocos días de asumir como presidente, supo AIM.

Congreso nacional

El proyecto de ley de subrogancias viene a reemplazar la ley 27.145, sancionada durante el kirchnerismo, que fue declarada inconstitucional en 2015 por la Corte Suprema de Justicia, que consideró que afectaba la independencia judicial y la garantía de juez natural para los ciudadanos, pues permitía al Consejo de la Magistratura elegir subrogantes para un tribunal o caso determinado, en forma discrecional, sin sorteo ni parámetro objetivo alguno y sin dar prioridad a los jueces designados mediante el procedimiento constitucional.

El primero en abrir el debate fue el senador entrerriano Pedro Guastavino (Justicialista), quien explicó que “todos sabemos que la subrogancia significa el reemplazo de un juez de tribunales inferiores a la Corte, que debido a una causa temporal no puede seguir en el ejercicio de su poder”, y recordó que “la Ley 27.145 que rige esta clase de situaciones fue declarada por la Corte Suprema de Justicia como inconstitucional porque afectaba la independencia judicial”, entre otras cuestiones.

“Este proyecto de ley va desarrollando como debe ser la metodología para reemplazar temporalmente al juez que no puede ejercer, estamos dando respaldo a los planteos que hizo la Corte cuando declaró la inconstitucionalidad de la Ley 27.145”, precisó.

Asimismo, el justicialista José Mayans (FPV-Formosa) destacó “dos temas: uno es el sorteo público y la lista de conjueces que tiene que ser aprobada por dos tercios del Consejo de la Magistratura, del Poder Ejecutivo y el Senado”,  y consideró que “es algo muy positivo para el sistemajudicial”.

El régimen establece que los magistrados subrogantes y los conjueces deberán ser siempre elegidos por sorteo. El rol del Consejo de la Magistratura consistirá en promover la selección de jueces para que el Poder Ejecutivo cubra las vacantes existentes de manera definitiva, con acuerdo del Senado.

La iniciativa también otorga a este órgano judicial la “facultad de confeccionar las listas de conjueces”, a fin que el Poder Ejecutivo, con acuerdo de la Cámara alta, proceda a su selección conforme con la Constitución.

Respecto al modo de designación de los jueces subrogantes, confiere a las Cámaras competentes las “herramientas necesarias para que procedan a la designación de los jueces subrogantes”.

En lo relativo a los jueces de primera instancia y tribunales orales, privilegia que “la vacante sea cubierta por un juez de igual grado y competencia, siempre y cuando los juzgados de los que resulten titulares no registren atrasos significativos”.

En cuanto a los casos en los cuales no es posible cubrir transitoriamente la vacante con jueces de igual grado y competencia, establece mecanismos de designación de conjueces y, por otro lado, instituye mecanismos para conformar las listas de conjueces con aspirantes que ya hayan concursado, siempre que hubieran obtenido un resultado adecuado.

Por último, establece reglas objetivas para la subrogancia de las distintas Cámaras Federales y Nacionales de Apelaciones, así como en lo atinente a la Cámara Nacional Electoral con asiento en la Ciudad de Buenos Aires.

Código Procesal Penal

Con 49 votos a favor, 10 en contra y dos abstenciones, el Senado aprobó y giró a la Cámara de Diputados este miércoles el proyecto para ensamblar nueve leyes aprobadas por el Congreso al nuevo Código Procesal Penal, sancionado en 2014, cuya implementación está trabada por un decreto que Mauricio Macri firmó a pocos días de asumir como presidente.

El interbloque Cambiemos contó con respaldo de los senadores peronistas de Argentina Federal y los misioneros Maurice Closs y Magdalena Solari, mientras que los rechazos fueron de ocho de los nueve integrantes del FPV, la rionegrina Magdalena Odarda y el porteño Fernando “Pino” Solanas.

Algunas de las leyes que se busca acoplar al Código Procesal Penal son la Ley de Flagrancia, la Ley del Arrepentido, la de Técnicas Especiales de Investigación, la de Responsabilidad Penal Empresaria y la de Ejecución de la Pena, todas ellas sancionadas en los últimos dos años.

«Se trata de normas que introducen cuestiones procesales que no se compadecen con el nuevo Código Procesal Penal. Entonces, hubo que hacer una tarea de ensamble y había que acomodar el texto”, señaló uno de los autores de la iniciativa, Rodolfo Urtubey (PJ-Salta).